Clausuran lenocinio que subastaba mujeres en Cochabamba

Por Jhoel Bustillos 4 años haceSin comentarios
Inicio  /  NOTICIAS  /  Nacionales  /  Clausuran lenocinio que subastaba mujeres en Cochabamba

Durante la pasada semana, la Policía junto con la Intendencia Municipal de Quillacollo realizaron un operativo mediante el cual clausuraron un lenocinio conocido como «La Casa de Senet». En dicho lugar se encontraban promocionando la «Fiesta de Compadres», la cual tenía como «plus» la subasta de mujeres durante la fiesta.

El local en el que se desarrollaba esta actividad fue categorizado como un gigante lenocinio, ya que, el terreno contaba con alrededor de 3.000 metros cuadrados. No obstante, también constituía un peligro para la zona, no sólo por la cantidad de bebidas alcohólicas que se ingería en el mismo, sino también, porque se encontraba cerca a una unidad educativa, representando así una zona de riesgo para los menores de edad del lugar.

Los vecinos de lugar expresaron su indignación y repudio ante estos lugares, exigiendo así la clausura definitiva del lenocinio.

Amparo, una de las vecinas señaló: “Ni siquiera deberíamos pedir nosotros. El video que le fue enviado a los adolescentes es suficiente para probar que esta gente intenta corromper a nuestros hijos, y además ofreciéndoles a mujeres como si fuesen objetos. Y luego nos sorprendemos de que haya violencia y feminicidios, cuando el machismo de esos proxenetas enseña a nuestros hijos que a las mujeres se las maltrata así”.

Existía una gran cantidad de mujeres que fueron reclutadas para «trabajar» en este sitio, no obstante, constantemente sufrían castigos por parte de los proxenetas, quienes argumentaban que se portaban mal, encerrándolas en contenedores, que se asemejaban a cuartos de castigo.

No obstante, conforme continua avanzando la investigación, se revelaron distintas irregularidades en este caso, como el hecho que Johnny Morrón Ramos, presidente de la OTB Taconi, había emitido el 28 de febrero de 2018 un certificado de autorización que permitía el funcionamiento de la Casa de Senset. Además, que en los papeles, un joven de 22 años figura como el dueño de la enorme infraestructura en la que más de 50 mujeres eran explotadas sexualmente, pero los vecinos creen que se trata de un palo blanco y que este joven sólo sería el administrador del lugar y no el verdadero propietario.

Por otro lado, se reportó que después de haber clausurado este lenocinio, el mismo, aún continuaba en funcionamiento en la noche y los días posteriores volvieron a abrir sus puertas. Los vecinos piden que se haga un mayor seguimiento y se impida su re-apertura.

Fuente: RedUno, Opinión.Bo, ATBDigital

 

Categorías:
  Nacionales, NOTICIAS
esta publicación fue compartido 0 veces
 000

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.