Menú
InicioSeguimiento de MediosNoticias Trata de PersonasNoticias InternacionalesPiden cooperación internacional para identificar nexos en trata de personas en el caso Katanas

Tierra Plus Bolivia

7 de octubre de 2016

 

El fiscal departamental Edwin Blanco pidió a la máxima autoridad del Ministerio Público gestionar cooperación internacional en el caso Katanas para desbaratar una organización criminal de trata y tráfico de persona, informó el viernes la jurista Paola Barriga.

"Hemos advertido que el fiscal departamental solicitó al Fiscal General del Estado cooperación internacional para desmembrar una posible organización criminal de trata y tráfico de personas en el Brasil, Venezuela, Cuba y Paraguay", informó.

Como abogada de Noemí Cámara, que denunció a su padre, Marco Cámara, propietario del ex Club Nocturno Katanas y al administrador, Gustavo Fernández, dijo que esperan que ese proceso prospere y se obtengan resultados.

De acuerdo al flujo migratorio de ambas personas, explicó que los acusados viajaban continuamente a esos países, donde operaban, reclutaban menores con una serie de ofertas laborales de modelaje y otros.

Recordó que Cámara enfrentó un proceso judicial en Paraguay por el secuestro de una niña de 14 años y por ese caso le prohibieron el ingreso a ese país.

"Los padres de la menor le iniciaron un proceso, quienes después de un largo peregrinar junto con la embajadora del Paraguay en el país la encontraron en el Club Nocturno Cesar Palace, en la ciudad de Santa Cruz, donde fue vejada, violada y prostituida. Esta niña fue rescatada", complementó.

La abogada informó que se pedirá el cuaderno de investigación de ese caso.

Por otra parte, informó que pidieron que la fiscal Mónica de La Riva, sea separada de la comisión de fiscales que investiga ese caso, tomando en cuenta que a principios de septiembre rechazó una denuncia de una menor de edad contra Cámara.

 

Fuente: http://www.tierraplus.com.bo/Bolivia/Seguridad/Piden-cooperacin-internacional-para-identificar-nexos-en-trata-de-personas-en-el-caso-Katanas

Go to top