La escalofriante realidad de las mujeres latinoamericanas en el Japón

Por Fabiola Viraca 4 semanas haceSin comentarios
Inicio  /  NOTICIAS  /  Internacionales  /  La escalofriante realidad de las mujeres latinoamericanas en el Japón

La explotación sexual día a día cobra nuevas víctimas, de toda edad y nacionalidad, sin importar si es menor o mayor de edad. Tampoco importa las condiciones en las que se encuentren, mucho menos si están enfermas o a punto de morir, para ellos prima en todo momento las ganancias que obtendrán de la explotación a la que someten a millones de mujeres.

Esta realidad se repite en diferentes continentes y países del mundo. Incluso las condiciones en muchos casos ha empeorado, los tratantes no sólo explotan a sus víctimas, ahora también las castigan severamente si no hacen caso a sus ordenes, sino tratan bien a aun cliente o si esconden dinero que ellas mismas “han ganado”.

Por ejemplo, en Japón los tratantes hacen supervisiones sigilosas a sus víctimas. Las colocan frente suyo, les hacen estirar piernas y brazos y ven que no escondan nada. Sin embargo, si alguna de ellas es descubierta escondiendo dinero la ley que aplican es “quemarle los genitales”. Así sucedió con una de las víctimas a quién se le cayo un condón con dinero de la vagina, los tratantes al descubrirlo, quemaron sus genitales con un cigarrillo y al día siguiente continuaron explotándola “porque tenía que pagar su cuota”.

Una de las víctimas,  Marcela Loaiza (Colombia), fue llevada hasta Japón con falsas promesas de trabajo. Con documentación falsas, algo de dinero y un “nombre artístico” Marcela creía que iría a ser bailarina, una gran estrella de Hollywood, no obstante , al llegar ahí, la persona que la esperaba  le explicó que su trabajo en realidad sería el de “putear” para pagar la inmensa deuda que tenía con ellos, desde sus pasajes ne avión, vivienda, alimentación, transporte y dinero entregado por adelantado.

Marcela al escuchar esto amenazó con irse y llamar a la policía, a lo cual objeto la tratante que podía hacerlo, pero si lo hacía matarían a su hija.

Ahí comenzó la travesía de Marcela, con el miedo constante por su familia, al saber que los tratantes sabían todos sus movimientos ella hacía caso omiso a todo lo que le pedía. Además el “obedecer” también le permitía no drogarse, ya que, a las que eran rebeldes las drogaban y las volvían adictas, yo no quería eso, relata Marcela.

Estuvo alrededor de un año en esas condiciones, hasta que con ayuda de uno de sus clientes (los que frecuentaban) logró escapar de ese mundo, se dirigió al Consulado de Colombia en busca de ayuda. Después Marcela se convirtió en una activista de las víctimas de trata.

La trata de personas en Japón

  • De acuerdo con la policía de Japón, en 2017 se registraron 46 casos de trata de personas. Del total de las víctimas, las autoridades atendieron 28 japonesas, 13 de otros países asiáticos  y 1 brasileña.
  • Según expertos, las estadísticas señalan que no se logra reflejar la verdadera magnitud de la trata en sus países porque muchos no son conocidos.
  • En 2018, el informe global sobre trata de personas del Departamento de Estado de EEUU señaló: “Japón es un país de destino, fuente y tránsito” de las víctimas de trata.
  • Hombres, mujeres y niños del noreste, sureste y el sur de Asia, Sudamerica y África viajan a Japón por empleo o matrimonios fraudulentos y son sometidos a trata sexual.

Fuente: BBCNews

Categorías:
  Internacionales, NOTICIAS
esta publicación fue compartido 0 veces
 000

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.