Secuelas que deja la trata de personas en sus victimas

Por Jhoel Bustillos 2 años haceSin comentarios
Inicio  /  NOTICIAS  /  Internacionales  /  Secuelas que deja la trata de personas en sus victimas

La victima de trata de personas, una vez rescatada y alejada de la red que explotaba de ella, se presentan en su salud una serie de secuelas: depresión, ansiedad y estrés postraumática.

Las victimas que han experimentados los abusos de la explotación de la trata de personas (niños, niñas, adolescentes, hombres y mujeres) sufren secuelas físicas y mentales que deben ser tratadas por profesionales en periodos extensos. Tanto en Bolivia, como en otros países las victimas de esclavitud sexual, trabajo forzoso y otras finalidades de la trata que exponen la integridad de la víctima al momento de ser liberadas, sufren en su salud las consecuencias de esta explotación, que perduran por periodos prolongados de tiempo.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se estima que son más de 40 millones las victimas de trata de personas, quienes, soportan amenazas, golpes y abusos durante su explotación. Al escapar de su inquietante condición, se exponen a secuelas (depresión, ansiedad y estrés postraumático) que perduran por periodos extensos de tiempo.

Según un estudio realizado por la Fundación Anesvad, la OIM y el London School of Hygiene & Tropical Medicine el año 2015 sobre las consecuencias y riesgos en la salud física y psíquica de victimas de trata de personas en el sudeste asiático se determinó que las secuelas más comunes son:

  • Estrés postraumático: Las continuas situaciones de explotación sexual o laboral, el maltrato físico, el cautiverio que se presenta en muchas ocasiones, las condiciones de vida insalubres, las amenazas, el miedo y el dolor causado por otros, son eventos dramáticos emocionalmente que dejan huella en las víctimas, quienes suelen tener recuerdos recurrentes de esta experiencia, ataques de ansiedad, irritabilidad y dificultad para recuperarse. De acuerdo al estudio, un 38.9% padecen este trastorno.
  • Depresión: 61.2% de los sobrevivientes del delito de trata de personas sufren de depresión, gran parte de ellos han intentado autolesionarse. Esta enfermedad es producto de la violación a los derechos humanos y al sentimiento de incertidumbre frente al futuro. Las víctimas pierden interés en realizar actividades cotidianas, socializar e, incluso, vivir. Suelen alejarse y tener pensamientos negativos.
  • Ansiedad: Se refiere a la angustia latente que surge a la hora de enfrentar una situación estresante, como la vida después de la trata. La inseguridad y desconfianza son comunes, pero en algunas personas pueden causar nerviosismo o episodios de terror, lo que imposibilita un desempeño adecuado en el día a día. Este es el caso del 42.8% de las víctimas en Asia.

Las mismas, a pesar de ser ajenas a la región del mundo donde se efectuó el estudio, son similares en América, Europa, África y Oceanía.

Categorías:
  Internacionales, NOTICIAS
esta publicación fue compartido 0 veces
 100

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.