Trabajo adolescente: requisitos y condiciones

Por Jhoel Bustillos 5 meses hace
Inicio  /  NOTICIAS  /  Observatorio  /  Trabajo adolescente: requisitos y condiciones

Según el Código Niña, Niño y Adolescente se fija como edad mínima para trabajar los catorce (14) años de edad; pueden realizar una actividad laboral siempre que por su condición y naturaleza no sea considerado como peligrosa, insalubre o atentatoria a la dignidad, debe cumplir una remuneración justa y todos los derechos sociolaborales definidos en la ley General de Trabajo y normas conexas.

Esta actividad laboral no debe presentar factores de riesgos asociados al cumplimiento de sus derechos, no debe exceder las cuarenta horas a la semana, restando dos horas diarias remuneradas las que deben ser dedicadas al estudio. La o el adolescente trabajador debe contar con autorización de padres, guardadores o tutores, así como de las Defensorías de la Niñez y Adolescencia (DNA).

El artículo 131 establece que para obtener el asentimiento la autorización debe cumplirse los siguientes requisitos:

1) Las y los adolescentes deben expresar y asentir libremente su voluntad de realizar cualquier actividad laboral o trabajo.

2) Las y los interesados deberán acudir a las DNA, las que autorizarán la actividad laboral y el trabajo por cuenta propia y ajena.

3) En todos los casos, las DNA antes de conceder la autorización, deberán gestionar una valoración médica integral que acredite su salud, capacidad física y mental para el desempeño de la actividad laboral o trabajo correspondiente.

4) La empleadora o empleador está obligada u obligado a contar con permiso escrito de la madre, el padre, la guardadora o el guardador, la tutora o el tutor, según corresponda, mediante formulario emitido por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social. que deberá ser autorizado por las DNA.

El formulario de registro y/o autorización de trabajo adolescente fue aprobado por Resolución Ministerial Nro. 532/12 de junio de 2019 y requiere los siguientes puntos:

1) Datos de la Defensoría de la Niñez.

2) Datos de Identificación del/la adolescente.

3) Manifestación de consentimiento del/la adolescente.

4)Datos de identificación de las personas que otorgan el permiso para trabajar.

5) Datos del establecimiento laboral o empleador/a

6) Compromiso del/el empleador para otorgar horas de estudio.

7) Verificación de los requisitos para el registro y/o autorización de trabajo adolescente.

La autorización se inicia con el llenado de los datos y revisión en detalle de los documentos que se indican

Una vez otorgada la autorización de trabajo, la Defensoría de la Niñez y Adolescencia o la Jefatura de Trabajo Departamental o Regional, deberá realizar el seguimiento respectivo de la situación laboral cada 6 meses, verificando el cumplimiento de los derechos socio laborales según lo establecido en la Ley General del Trabajo y el Código Niña, Niño y Adolescente.

Sin embargo, muchos adolescentes caen en la firma de supuestos contratos laborales que no son legales porque no cumplen con los requisitos establecidos en la norma.

Al respecto, el abogado Rodrigo Maidana explicó que al momento de la suscripción de un contrato es usual que empleadores utilicen notarios de fe pública para realzar un efecto moral del cumplimiento de un contrato; este accionar da la sensación al trabajador que debe cumplir, pero es un mecanismo de control.

De la misma manera, un contrato pierde validez legal cuando: no es suscrito de manera voluntaria, cuando el fin es la comisión de un delito o cuando la actividad es modificada, añadió Maidana.

Categoría:
  Observatorio
esta publicación fue compartido 0 veces
 000